BIZCOCHO INTEGRAL DE NARANJA


Hola Cocinillas,Que contaros sobre la receta de hoy… Pues que este bizcocho me encanta, tiene un sabor riquísimo y es integral. Cada cierto tiempo voy preparando bizcochos para desayunar o para merendar. Están muchos más ricos que los que compramos y nos aseguramos que no lleven tantos conservantes ni cosas varias.

La verdad que se tarda muy poco en hacer, y el aroma que se queda por toda la casa es alucinante, y dan ganas de comerse el bizcocho de inmediato aunque este caliente y todo, jeje.

Espero que os guste tanto como nos ha gustado a nosotros

Ingredientes:

– 1 naranja de zumo con piel, partida en cuartos

– 4 huevos

– 250 g. de azúcar moreno

– 1 yogur natural desnatado (yo lo hice con un yogur griego azucarado)

– 100 g. de leche desnatada

– 120 g. de aceite de girasol

– 300 g. de harina bizcochona integral (o 290 gr. harina integral y 1 sobre de levadura Royal)

– 1 pizca de canela en polvo (opcional)

– Azúcar moreno para espolvorear

Preparación:

1. Precalentamos el horno a 180º. Engrasamos con mantequilla las paredes de un molde desmoldable de 22 cm. de diámetro o un molde de plum-cake grande y en la base colocamos papel para hornear.

2. En el vaso de la Thermomix, ponemos la naranja y la trituramos durante 10 segundos, a velocidad progresiva 5-7-10. Con la espátula, bajamos los restos que hayan quedado en las paredes y en la tapa del vaso hacia las cuchillas.

3. Añadimos los huevos y el azúcar moreno. Programamos 3 minutos, temperatura 37º y velocidad 5.

4. Incorporamos el yogur, la leche y el aceite de girasol. Mezclamos durante 20 segundos, a velocidad 4.

5. Agregamos la harina y una pizca de canela. Programamos 12 segundos, a velocidad 3. Terminamos de mezclarlo con la espátula, mediante movimientos envolventes.

6. Vertemos esta mezcla en el molde reservado, espolvoreamos azúcar moreno por encima y horneamos durante 35-40 minutos, a 180º. Antes de sacarlo, comprobamos que está hecho pinchando con un palillo en el centro del bizcocho, cuando salga limpio es que ya está hecho.

7. Esperamos unos minutos a que temple, desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

FuenteBizcocho Integral de Naranja

Tipos de levaduras

  
Hasta hace poco tiempo, yo solo conocía nada más que la levadura Royal, que era la que yo usaba para hacer un bizcocho una vez al mes y poco más… Cuando me compré la Thermomix y empecé a hacer pan, masas, postres…no tuve más remedio que aprender cuántos tipos de levaduras hay y para qué sirve cada una.  

Os dejo una pequeña explicación para todas aquellas personas que estén igual de pérdidas que estaba yo. 

 ¿Qué es la levadura? es un organismo vivo que produce enzimas capaces de transformar los azúcares en gas carbónico y alcohol. Dicho de otra manera, la levadura es la responsable de la fermentación de las masas. Al incorporar la levadura a la masa, ésta se nutre de los azúcares presentes en la harina (sacarosa, glucosa, fructosa) y las células empiezan a multiplicarse desprendiendo CO2 y alcohol. El gas, al intentar liberarse, va produciendo pequeñas burbujas en el interior de la masa, lo que la hace hincharse y crecer. Además de producir gas y alcohol en la masa, la levadura tiene otras funciones como: dar a la masa una estructura porosa y ligera, influir en el aroma de la miga o aportar color a la corteza.

Podemos encontrarla en tres formatos: 

 – Levadura de panadero, fresca o prensada: Es la que encontramos en los frigoríficos de los supermercados o en las panaderías con obrador propio. Para conservarla, lo ideal es tenerla bien envuelta en papel film en el frigorífico a una temperatura entre 2º y 6º. No puede entrar en contacto directo con sal ni con azúcar: la sal la destruye y el azúcar altera la fermentación. Para usarla, es necesario disolverla en un líquido templado, a unos 37º. A partir de los 45º empieza a perder propiedades. Es posible congelarla, pero hay que tener en cuenta que el proceso de congelación hace que pierda propiedades de levado. Cuando usemos levadura congelada deberemos dar más tiempo al levado de la masa.

– Levadura liofilizada o seca: es igual que la anterior pero seca. La levadura fresca se somete a un proceso de liofilización, que consiste en congelar el producto y quitarle el agua por sublimación, obteniendo un polvo granulado sin agua cuya conservación es mucho más duradera que la levadura fresca. No es necesario disolverla en un líquido templado, se mezcla con la harina y ya está. Se necesita una cantidad 3 veces superior de levadura fresca que de levadura seca. 

Masa madre: se trata de mezclar harina, preferiblemente integral, y agua, hasta obtener una masa esponjosa y pegajosa, la levadura. Muchos obradores de pan las venden y en los supermercados están empezando a comercializarlas. 

Además existen en el mercado otro tipo de levaduras, las conocidas como levaduras químicas o polvos de hornear. No se trata de levadura pero se las conoce así porque hacen subir las masas. En realidad son gasificantes. Están compuestas por un gasificante y un acidulante. El calor y la humedad de la preparación de las masas hacen que estos dos componentes reaccionen, levando la masa. Entre ellas podemos encontrar la conocidísima levadura Royal, gaseosas como El Tigre, etc. El bicarbonato se comporta como la levadura Royal.

Espero que os haya servido de ayuda.

Bizcocho de Yogur con chocolate

IMG_9690

Siento las horas de publicar hoy, pero me ha resultado imposible hacerlo antes.

Hoy os traigo algo dulce, algo que podemos hacer en casa en un ratillo que tengamos, y que estará mucho mejor que cualquiera que compremos.

Pensar, un día como hoy, que ya ha empezado a refrescar bastante, estando en casita un sábado por la tarde, nos hacemos este fantástico bizcocho acompañado de un chocolate y ummm… Solo de pensarlo creo que voy a ir preparando el chocolate, jeje.

Bueno tomar nota de los ingredientes.

Ingredientes:

– 80 g de aceite de girasol y un poco más para engrasar el molde.

– 1 limón solo la piel coloreada

– 150 g de azúcar

– 3 huevos

– 200 g de harina

– 120 g de yogurt natural

– 1 pellizco de sal

– 1 cucharada de levadura química en polvo (15 g aprox)

– 30 g de azúcar glas para espolvorear.

Preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC. Engrasamos con aceite un molde de aro profundo (22-24 cm aprox.) y reservamos

Ponemos en el vaso la piel del limón y el azúcar y pulverizamos 10 segundos / velocidad 10. Con la espátula, bajamos los ingredientes hacia el fondo del vaso.

Añadimos los huevos y mezclamos 30 segundos / velocidad 3.

Agregamos la harina, el yogurt, el aceite de girasol, y la sal y mezclamos 1 minuto / velocidad 5.

Añadimos a continuación la levadura química y mezclamos 15 segundos / velocidad 5. Vertemos la mezcla en el molde que teníamos preparado y horneamos durante unos 30 minutos (180ºC). Dejamos enfriar el bizcocho dentro del molde durante 10 minutos antes de sacarlo y ponerlo en un plato de servir donde dejarlo enfriar totalmente.

Espolvoreamos con el azúcar glas y servimos.

IMG_9691
Consejo: el molde podemos utilizar el que más nos guste o tengamos por casa.

Bueno ya me contareis si os gusta cómo sale.

Hasta mañana cocinillas.